EXEQUATUR

Para que las sentencias dictadas en el extranjero puedan cumplirse en España (ej. Inscripción de sentencias de separación, divorcio, de incapacidad, etc…en las PÁGINAS de nacimiento y matrimonio de los Registros Civiles Españoles) es necesario tramitar el expediente de EXEQUATUR.

Para obligar a través de los Tribunales Españoles, al cumplimiento de una sentencia dictada en el extranjero, es necesario el reconocimiento previo de esa sentencia mediante el expediente de EXEQUATUR

Titularidad del Exequatur

La titularidad del exequatur es:

  • Toda persona en cuyo favor se dictó la sentencia;
  • Toda persona a quien la sentencia extranjera le ocasione un perjuicio o le impida un beneficio que sólo la declaración puede hacer cesar.

[x]

Procedimiento de Exequatur

Para que sea procedente el exequátur se requiere, al menos, el cumplimento de los siguientes principios:

  1. Verificación de tratado: Es decir si existen tratados al respecto con el Estado del cual emana la sentencia. De existir se debe atener a estos. En caso contrario, se aplica el principio de reciprocidad.
  2. Reciprocidad: Si hay reciprocidad con el país de origen de la sentencia, o sea, si el Estado del cual emana la sentencia le otorga valor a las emanadas del Estado ante quien se tramita el exequátur
  3. Regularidad internacional de los fallos: La compatibilidad de la sentencia con las leyes del país donde se solicita que sea reconocida. Especialmente está referido a:
    • Que no contenga nada contrario a la legislación del país donde se tramita
    • Que no se oponga a la jurisdicción del país donde se tramita
    • Que la parte contra quien se invoca la sentencia haya sido notificada conforme a derecho
    • Que la sentencia se encuentre ejecutoriada conforme a la ley del Estado de donde se otorgó

[x]

Leer más

Exequátur (transcripción castellana recogida en el DRAE de la palabra latina exequatur, que significa "ejecútese" – muy a menudo utilizada en la forma exequator –), regium exequatur o pase regio, es el conjunto de reglas conforme a las cuales el ordenamiento jurídico de un Estado verifica si una sentencia judicial emanada de un tribunal de otro Estado reúne o no los requisitos que permiten reconocimiento u homologación; la autorización que otorga el jefe de un Estado a los agentes extranjeros para que en su territorio puedan ejercer las funciones propias de sus cargos; y, especialmente en el contexto de las relaciones entre Iglesia y Estado propias del Antiguo Régimen, el pase que daba la autoridad civil de un Estado a las bulas y rescriptos pontificios para su observancia.

En su acepción judicial, este procedimiento tiene por objeto determinar si es posible brindarle a una sentencia extranjera (entendiendo esta como aquella resolución pronunciada por un tribunal que escapa a la soberanía del Estado en que se desea ejecutarla) reconocimiento, y permitir su cumplimiento en un Estado distinto a aquel que la pronunció.

[x]